Luna en Casa X

En la simbología astrológica, la Luna representa las emociones, la madre, la familia, la infancia, la alimentación, los recuerdos, la memoria; representaciones éstas, que se encuentran matizadas por el signo que la acompaña y por la casa donde está ubicada.

La representación de la Luna por signo, simboliza el momento en el cual brilló este satélite, y su ubicación por casa nos habla, del momento pero además del lugar en el cual brilló; porque en este momento del conocimiento sabemos, que lugar y tiempo son dos elementos que deben ser especificados para el análisis de todo fenómeno, sea cual sea.

En esta serie de blogs, intento presentar algunas características de la Luna, compañera y satélite del Sol; en su relación con la Tierra, planeta que gira alrededor de él, y en el cual nacemos, crecemos, habitamos y también morimos los humanos.

La significación será presentada para la Luna, ubicada en las doce casas astrológicas, pero sabemos que esta significación tiene analogías con la Luna en los diferentes signos, en aspecto con los planetas, con la casa IV, además de los planetas ubicados en esta casa.

Comencemos con la Luna ubicada en la Casa X, que  nos habla del abandono que sintió el niño, porque su madre tuvo que salir a trabajar y lo tuvo que dejar al cuidado de los abuelos o de algunas personas muy serias, que solo cumplieron con las necesidades externas del niño, y lo dejaban solo por mucho tiempo; también puede ser que la madre era una persona muy fría y distante, o una persona muy centrada en sí misma que no se ocupaba mucho de él.

También se puede tener la sensación de ser un hijo no deseado, porque la madre salió embarazada sin quererlo, porque nació hembra y ella quería un varón, o viceversa, o porque en el momento en el que llegó, su madre tenía otras prioridades en su vida, que hacía que no le pudiese brindar mucho tiempo para compartir.

Estas situaciones vividas, dan la impresión en la persona, de que no tienen a su lado nadie a quien pedirle, aunque sea una necesidad, y por ellos se sienten autosuficientes; autosuficientes en lo emocional, en lo económico, en lo relativo al placer.

Otra característica de las personas que nacieron con la Luna en Casa X, es la constante postergación de una necesidad o de un placer, el creer que solo obtendrán afecto si hacen cosas por los demás, un familiar, un amigo, un compañero.

Y como todo no puede ser negativo, digamos que la racionalización de estas circunstancias que vivió o vive la persona, puede convertirse en una fortaleza; al dejar de sentirlo como aislamiento y convertirlo en la posibilidad de estar consigo misma, para la utilización de su tiempo en todas aquellas actividades que le son placenteras.

Y ahora vamos a ver las cartas natales de algunas personas conocidas, que tienen a la Luna en Casa X, invitándolos a que revisen sus biografías, para ver si hay coincidencia entre las características anteriormente presentadas, y sus propias vidas.




                                          Bill Gates


                                   Celine Dion



                                    Charles Mason





                             Duquesa Catalina de Cambridge

 
                                       Harrinson Ford


                                   Hilary Clinton




                          
                                         Jeanne Moreau








                                           
                                            Kurt Kobain


Mahatma Gandhi





Merryl Streep




                                         Nicolas Cage


                     
                                           Salvador Dalí    


                             Sylvester Stallone













Comentarios

Entradas populares de este blog

Ceres y la maternidad

Constitución física débil

Juno y el matrimonio.