El asteroide Ceres, en el tercer cuadrante de la carta naatal.

El asteroide Ceres, representa la nutrición incondicional, el alimento físico y espiritual, los cuidados que mantienen la vida, el dar y sostener la vida, la necesidad de que nos necesiten, la protección y la sobreprotección.

Cuando está ubicado en la casa astrológica 7, nos habla de la presencia de una relación conyugal que alimentará y nutrirá la vida, que pueden ser más importantes los roles de padre o madre en comparación con los de cónyuge.


 
 
Esta mujer hizo de padre y madre para sus hijos.
 
 

 
Otra mujer que hizo de madre y padre.
 
 
 
En la casa 8, despierta la sensibilidad ante lo desconocido, hacia los secretos de la vida y la muerte; la sexualidad es orientada hacia la reproducción. Favorece las finanzas a través de terceros.
 
 

 
Esta mujer siempre ha sido favorecida económicamente por sus parejas.
 
 
 
Posicionado en la casa 9, favorece los viajes largos, la posibilidad de vivir fuera del país en el que se nace; le dan gran importancia a la independencia y gran capacidad para la docencia.
 
 

 
Este niño a pesar de su poca edad, ha viajado por varios países del mundo.
 
 
 
Este hombre, vivió muchos años fuera del país donde nació.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ceres y la maternidad

Constitución física débil

Juno y el matrimonio.